Resultados I Sondeo de Meloncillo en la Provincia de Granada

Hace aproximadamente un año, un nutrido grupo de “bicheros naturalistas granadinos” se pusieron de acuerdo para comenzar un ambicioso estudio sobre la situación del Meloncillo (Herpestes ichneumon) en Granada. Hoy por fin podemos adelantaros el mapa de resultados del I Sondeo de Meloncillo en la provincia de Granada.

Este proyecto ha contado con una fuerte campaña de trabajo de campo y de gabinete, realizada íntegramente a través del trabajo voluntario y esfuerzo de las siguientes personas: Juan Ramón Fernández Cardenete, Aurora María Vadillo Quintero, José Enrique Larios López, Sergio Cortés Merino, Carmen Gómez Rodríguez, Alberto Fernández Honrubia, Juan Salvador Santiago Cabello, Jairo Sacramento Trujillo, Jesús Bautista Rodríguez, Salvador Castillo, Javier Martin Jaramillo, Ismael Blanca Galera y Cristina González Broco.

Además hemos contado con el asesoramiento técnico de los mejores de España en tema de seguimiento de carnívoros: Dr. Emilio Virgós, José Miguel Barea Azcón y el veterinario Javier Vázquez. Agradecer a SECEM “Grupo de Carnívoros Terrestres” que confió en este estudio y nos ayudó con parte de la financiación del mismo.

Los resultados, metodología y demás, serán expuestos como comunicación escrita en el “Congreso SECEM de Burgos” este puente de diciembre 2015 (http://www.xiicongresosecem.es/).

Datos de presencia/ausencia de Meloncillo en la Provincia de Granada

Datos de presencia/ausencia de Meloncillo en la Provincia de Granada

Si alguien necesita información sobre el mismo puede ponerse en contacto con cualquiera de las entidades que han colaborado en el proyecto:

  • Asociación Artemis. Contacto: artemismedioambiente@gmail.com
  • Asociación Medioambiental Auca. Contacto: centroauca@yahoo.es.
  • Asociación Mustela. Contacto: mustelacem@gmail.com.
  • Asociación Wilder South. Contacto: info@wildersouth.org.
  • Deportes Natura. Contacto: salvador@deportesnatura.com.
  • RASTREO.EU. Contacto: info@rastreo.eu
Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Jornada formativa gratuita

Imagen

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El diablo de los matorrales

¿Quieres conocer a esta especie tan singular? ¿Que opinas sobre él?

video meloncillo bebes

Ver Vídeos Meloncillo 

Pincha el enlace y veras vídeos de este desconocido  animal.

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Cuentos y leyendas del meloncillo

Mucho se ha dicho y escrito sobre este pequeño mamífero de profundos ojos pardos y fuerte pelaje, perteneciente a ese enigmático orden que es el de los carnívoros.

Una de las leyendas que se han forjado alrededor de este maravilloso animal, es la de ese mítico “monstruo” que rondaba por el suroeste peninsular para las gentes de hace épocas no tan lejanas. Si es que, aún día de hoy, se sigue hablando de esta fabulosa bestia de propiedades cuasimágicas “El Alicante”.

Ya en 1726, aparece recogido por primera vez en el diccionario de Autoridades RAE el nombre “Alicante”, que es definido como una feroz culebra, grande, gruesa, muy fuerte y mortalmente venenosa. Con el paso de los años, las definiciones sobre la terrible bestia fueron suavizándose. Pero es en la Sierra de Cádiz, donde esta serpiente legendaria adquirió la propiedad de ser peluda, ciega y capaz de hipnotizar con su canto, mientras recorre los bosques del bello paraje gaditano.

Así, el fabuloso monstruo peludo, alargado, con colmillos de gato, mortalmente venenosos y capaz de hipnotizar a sus presas con su canto, asusto a las gentes de dicha región durante décadas y décadas, pero detrás de este misterio, simplemente se encuentra este bello e inofensivo animal, cuando es acompañado de sus crías en fila india, pareciendo desde la lejanía, una bestia de los cuentos, esos cuentos que nos contaban nuestros abuelos con el calor de una buena lumbre, en esas mágicas noches de nuestra niñez.

Fuente de la información: La Alicántara, El Alicante y El Saetón por José Gilabert Carillo (2008).

Texto Juan Santiago

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Historia del meloncillo en la Península Ibérica

Existe bastante controversia en cuanto al origen de la única mangosta ibérica en nuestro entorno. Clásicamente se ha planteado como hipótesis más probable que pudo haber sido introducido junto con otras especies en época histórica durante el periodo de ocupación islámica:

  • Capítulo del meloncillo de la Sociedad Española para la Conservación y Estudio de Mamíferos que sugiere origen árabe: enlace aquí 
  • Cráneo de meloncillo en Nerja (Málaga) de entre 1127-1130 d.C. :enlace aquí
  • Página del “Fauna Ibérica” de Cabrera (1914) en el que se menciona al meloncillo en 1877 en Galicia: enlace aquí 
  • Hallazgo de cráneo de meloncillo (no datado) en yacimiento prehistórico excavado en Jabugo (Huelva) a principios del siglo XX: enlace aquí  

Sin embargo todo parece apuntar  a que su presencia en la Península es anterior a lo que se pensaba:

  • Trabajo en el que se comprueba genéticamente que el origen en la Península es anterior a los árabes:  enlace aauí 
  • Otro estudio que confirma el origen del meloncillo en la Península desde el Pleistoceno: enlace aquí 

Sea como fuere, los datos de los últimos 100 años parecen mostrar que tras sufrir una considerable disminución por causas desconocidas, la población peninsular de meloncillos está re-expandiéndose ocupando territorios en los que no había sido detectado en época reciente, como la provincia de Granada.

Texto Javi Vazquez

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

El Meloncillo y el hombre

El meloncillo es una especie protegida en toda Andalucía por la Ley de la Flora y Fauna Silvestres 8/2003, que establece en su artículo 7.2 la prohibición expresa de “… dar muerte, capturar en vivo, dañar, perseguir, molestar o inquietar intencionadamente a los animales silvestres sea cual fuere el método empleado…”. En un primer momento, se catalogó como “De interés especial” en el anexo IV de la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, aunque finalmente no fue incluida en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas del R.D. 139/2011, por lo que actualmente es la Ley 8/2003 la que protege a esta especie en esta comunidad.

Se trata de un mesocarnívoro oportunista que ocupa un nicho ecológico como depredador de algunas especies y presa de otras. Sus hábitos mayormente diurnos favorecen enormemente el contacto con las actividades humanas, motivo por el cual en el mundo rural suele verse con mayor frecuencia que otros carnívoros similares de más difícil detección, pero igualmente presentes. Las principales causas de muerte no natural de los meloncillos suelen ser los atropellos, veneno/trampas, caza ilegal y la depredación por parte de otras especies.

Meloncillos y caza

La dieta del meloncillo consiste por una parte en una gran cantidad de invertebrados y vertebrados de pequeño tamaño, entre los que están algunas de caza menor como conejos y perdices, especialmente, los ejemplares inmaduros y nidadas. Al tratarse de una especie con capacidad de adaptarse a los recursos alimenticios que encuentre en su entorno, consumen en mayor cantidad aquellos alimentos de fácil acceso, no estando su distribución limitada por la presencia de presas concretas.

Meloncillos y ganadería

Por otro lado, los meloncillos parecen mostrar una especial facilidad para detectar y consumir carroñas. Esto unido a sus hábitos diurnos favorece que en numerosas ocasiones puedan ser vistos merodeando y alimentándose de ganado muerto. Sin embargo, ni su anatomía ni su comportamiento están diseñados para cazar y matar animales de mayor tamaño que un ave de corral, por lo que las bajas que suelen causar en especies domésticas se producen en conejos y aves, aunque no podría descartarse algún ataque a recien nacidos abandonados y débiles de ganado ovino, caprino o porcino.

Texto Javier Vazquez

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El Meloncillo : Un carnívoro peculiar.

El Meloncillo (Herpestes ichneumon)  tiene un nombre peculiar incluso en latín, significa “buscador de rastros”. Fue seguramente este motivo el que llevó a los árabes a introducirlo en la Península, para realizar el mismo trabajo que desarrollaron los hurones  poco tiempo después sacando a los conejos de sus madrigueras. Como buena mangosta, también es famosa su predilección por los ofidios, costumbre que pudo ser usada también por árabes para defender sus hogares de visitantes no gratos. Sin embargo su nombre común “meloncillo” está muy generalizado en su zona de distribución. Posiblemente derive de la palabra tejón. A finales del siglo XV, Nebrija define así a Herpestes ichneumon: “melón, animal como texon: meles”.

Es fácil de reconocer  por su cuerpo alargado y paticorto, con una cabeza fina y terminado en una larga cola adornada con un mechón negro. Posee una mirada especial respecto al resto de mamíferos ya que su pupila es horizontal. Es diurno, quizás el más diurno de los carnívoros españoles, por lo que su actividad nocturna es casi nula.

meloncillos

 En verano nacen sus crías, las cuales acompañan a la madre durante un año, a la que siguen en fila india pegados unos a otros con el morro bajo la cola del hermano que le precede. Esta peculiaridad y sus andares reptilianos ha hecho que durante décadas se vean inmersos en leyendas sobre largas y feroces serpientes peludas, como la leyenda del “alicante”.

En la primera edición del Diccionario de la Lengua (1726) encontramos ya una completa y detallada descripción del “alicante” que refuerza algunos de los mitos que aún pervivían en el siglo XVIII en el imaginario popular definiendo a nuestro animal como:

Especie de culebra conocida en tierra de Sevilla, corta como de vara y media, gruesa como la pierna de un hombre, la cabeza mayor de lo que corresponde a este tamaño. Tiene muchos dientes como colmillos de gato, la piel manchada de pardo obscuro sobre campo ceniciento, y en alguna se ha visto verde claro: las labores que forman las manchas son como en la víbora. Es ferocísima, y embiste aunque no la inquieten. Su veneno es mortal, y a más de esto es tanta su fuerza, que suele despedazar y matar a  un hombre. Hállese rara vez”.

Seguramente existan muchas mas leyendas como esta, fruto de la cultura popular. Nosotros queremos conocerlas. En Granada su presencia hasta la fecha es testimonial, por ello este proyecto pretende recopilar toda la información que sea posible para conocer y comprender a este peculiar animal. Por eso vuestra participación es necesaria  y os invitamos a colaborar con nosotros.

Texto Alberto Fernández Honrubia

Publicado en Sin categoría | 4 comentarios